Termina la exhumación de Pico Reja, una de las fosas comunes mayores de Europa

0

Varios años de trabajo han sido necesarios para culminar la exhumación de la fosa común más grande de Europa Occidental, la de Pico Reja, en el cementerio de San Fernando, en Sevilla, en la que fueron localizados restos de 1.786 personas asesinadas por el franquismo. Familiares de víctimas, participantes de las asociaciones memorialistas y representantes de las instituciones políticas a nivel regional y nacional realizaron ayer un emotivo acto de clausura de la última localización perteneciente a esta fosa.

Claveles rojos yacen ahora en la tierra donde antes se encontraban los restos de estos miles de personas, víctimas de la represión fascista. Situada al fondo del cementerio sevillano, es una de las fosas que fueron localizadas en este entorno y que finalmente ha superado las valoraciones iniciales en cuanto al contenido de las víctimas que albergaba.

Iniciados los trabajos de localización y delimitación de la fosa común de Pico Reja en 2017, los expertos de la empresa vasca Aranzadi, que ha sido la encargada de las labores necesarias para la exhumación, estimaban en unos 1.100 los cuerpos enterrados de represaliados de la dictadura franquista. Se realizaron muestras de ADN de los familiares de represaliados, tanto de Sevilla capital y provincia como de otras provincias andaluzas.

Los investigadores de Aranzadi encontraron un espacio de unos 671 metros de longitud y cuatro de profundidad que representaba la fosa de mayor envergadura afrontada en el conjunto de toda España. En los informes de la empresa, disponibles gracias a asociaciones como Todos los nombres, se describen los métodos científicos y las pruebas que llevan a la conclusión de que las personas halladas en esta fosa fueron asesinadas en masa en los alrededores del cementerio y colocadas por decenas en los agujeros abiertos en el suelo, en los últimos días de agosto de 1936.

Entre ellas se encuentran los restos de los mineros de Huelva que marcharon a Sevilla para impedir el golpe fascista y que fueron traicionados por la Guardia Civil. Los supervivientes de la emboscada perpetrada a la altura de la localidad de Camas, fueron llevados a la capital y ejecutados de manera sumaria.

Se estima que además podría tratarse de la localización de los restos de Blas Infante, padre de la Patria Andaluza y ejecutado también en agosto de la misma fecha, junto con los del último alcalde republicano de la capital hispalense.

Los trabajos de exhumación, impulsados gracias a las denuncias de los descendientes de las víctimas y al esfuerzo denodado de los miembros de las asociaciones memorialistas, tendrán su continuidad en los estudios de ADN que se llevarán a cabo en la Universidad de Granada, y culminarán en la creación de unos columbarios que se levantarán en el mismo cementerio sevillano.

Para los interesados en encontrar más información sobre el tema, es interesante recomendar el visionado del documental que lleva el mismo nombre que la fosa, Pico Reja, realizado en 2021 y que muestra los trabajos de apertura y exhumación, junto con valiosísimos testimonios de familiares de las personas que hallaron la muerte por las brutales represalias fascistas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.