Protección infantil ante los pagos dentro de los videojuegos

0

El Ministerio de Consumo pretende limitar y controlar el uso de “Loot Boxes” en los videojuegos, ya que en los últimos años se ha demostrado que es donde reside el verdadero negocio de los mismos y, en cierto modo, lo compara con la ludopatía. En concreto, quieren prohibir este producto en menores edad y reducir su publicidad al mínimo, pero también establecer ciertas obligaciones a las empresas, como indicar las posibilidades reales de obtener una determinada recompensa y ofrecer posibilidades de limitar el gasto en sus plataformas. Son algunas de las claves del texto, que va en línea con las regulaciones de países como Bélgica o Países Bajos. Desde este viernes y hasta el 23 de julio, está en la fase de consulta pública, el primer paso del entramado burocrático que tendrá que seguir para convertirse en ley. 

Si no estás familiarizado con el mundo “gamer” o llevas demasiado tiempo alejado de él, lo más seguro es que no tengas ni idea de qué es una “loot box”, que se suele traducir como caja botín o caja de recompensas. Hasta hace una década, el mundo de los videojuegos se basaba en comprar un título y olvidarse de gastar más dinero, pero poco a poco se fueron introduciendo una serie de pagos extra para obtener ciertas mejoras en el juego. Hay distintos tipos, pero el que está en la mira del Gobierno consiste en la obtención de recompensas aleatorias.

El presidente de la Asociación Española de Videojuegos, José María Moreno, no quiere oír hablar de comparaciones similares, aunque tengan que ver con estos polémicos mecanismos. «Asimilar “loot boxes” y juegos de azar crea un daño desproporcionado en la industria del videojuego», defendió. En este sentido, Moreno también destacó que «uno puede elegir si usa juegos con “loot boxes” o no», pues «solo un 15% de los videojuegos incluye micropagos y hay una oferta suficiente para jugar sin caer en ellos».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.