EEUU y Ucrania votan NO a resolución contra el nazismo en la ONU, España se abstiene

0

La Asamblea General de la ONU aprobó este pasado jueves una resolución para luchar contra la glorificación del nazismo gracias al voto positivo de una gran mayoría de los miembros. La votación obtuvo el sí de 130 países y sólo el voto negativo de dos de ellos: Estados Unidos y Ucrania. Un total de 49 países se abstuvieron, como Canadá, Japón, Reino Unido y los miembros de la UE, entre ellos España.

La resolución Eliminación del racismo, discriminación racial, xenofobia y otras formas relacionadas de intolerancia fue propuesta por Rusia y contiene referencias de la lucha internacional contra el nazismo, tales como «la conciencia de los horrores de la Segunda Guerra Mundial y la victoria frente al Nazismo que contribuyeron a la creación de la propia ONU» o que el «neonazismo es más que la glorificación de un movimiento del pasado, sino un fenómeno contemporáneo con fuertes intereses en la desigualdad racial y con la intención de falsas aclamaciones de superioridad racial».

Se trata del desarrollo de una serie de peticiones que desde Moscú se vienen proponiendo anualmente en la Asamblea General de la ONU contra el auge del neonazismo. No en vano fue la Unión Soviética el país que plantó cara con la gran mayoría de las bajas de la Segunda Guerra Mundial a la Alemania nazi, y que ahora observa la simpatía que otros países manifiestan ante la impunidad de grupos neonazis en la fronteriza Ucrania. Tanto este país como EEUU votan tradicionalmente en contra de este tipo de resoluciones que provienen de Rusia.

Resulta significativo que casi todos los países miembros de la UE (como España) y otros países alineados política y económicamente con Estados Unidos se abstuvieran en la votación de una propuesta de esta importancia. El capitalismo queda expuesto una vez más en sus pretensiones, pues en un escenario tan señalado como la asamblea de una organización internacional de tan trascendental calado ni siquiera es capaz de dejar de lado sus intereses para apoyar una propuesta compartida por la inmensa mayoría de sus miembros.

Si en Medio Oriente no ha tenido EEUU reparos en apoyar a fuerzas talibanes con tal de procurar injerencias a países árabes que pretendían ejercer su soberanía popular y encender focos de violencia en el entorno de Rusia, es ahora en su misma frontera y mediante el apoyo a movimientos fascistas en Ucrania donde pretende instigar la presión al Gobierno de Moscú.

En ese contexto de hostilidad creciente entre Rusia y Ucrania, la Unión Europea hace seguidismo de su socio norteamericano con una hipocresía impropia de un organismo que se dice ejemplo de progreso y unidad entre los diferentes países. No es extraño que por ello se haya situado una vez más de perfil en esta votación, en lógica continuidad de su rol de asistente de los intereses imperialistas del Gobierno de Biden.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.