Así se gestó la farsa de la desaparición de la tenista Peng Shuai

0

Después de que todos los grandes grupos de comunicación hablasen de una posible desaparición de la tenista, e incluso insinuasen que había sido asesinada, Peng Shuai reapareció en su cuenta de We Chat y en eventos deportivos de tenis con absoluta normalidad y ajena a la polémica.

Así se gestó la farsa

Todo empezó cuando la tenista Peng Shuai acusó al ex Vicepresidente de China, Zhang Gaoli, de violación. Los medios se hicieron eco de la noticia, aprovechando el condenable suceso para hacer campaña contra el Gobierno de China y el PCCh.

Pronto la WTA (Women’s Tennis Associaton) decidió dar un carácter oficial a la profecía autocumplida de los medios en el siguiente tuit:

En él, la WTA muestra su preocupación por el estado de la tenista e insinúa una posible represalia del Gobierno, asegurando que la tenista «debe poder hablar libremente y sin coacción».

La propaganda se extiende

Grandes figuras del mundo del tenis, como Serena Williams, se suman a lo que parece más un burdo acto de propaganda de Guerra Fría que a una preocupación real. Dejan ver declaraciones como estas, haciendo que el occidente capitalista se sume al revuelo de la desaparición de Peng Shuai:

No faltan ejemplos de «solidaridad» entre la izquierda woke española. Muestra de ello es el periodista Quique Peinado, que en su cuenta de Twitter se suma al llamamiento para la reaparición de la tenista y ya califica la historia de ficción relatada por los medios como «tremenda».
Por supuesto, el medio que hace pocos días se expresó envenenando la huelga del metal en Cádiz, lanzando mensajes para minar la moral entre la población y los huelguistas, se sumó a la campaña. Así, todas las piezas del tablero político occidental, visiblemente absorbidas por la propaganda política anglosajona, daban verosimilitud al asunto, dejando a un lado cualquier rastro de investigación periodística que el asunto, sin duda, requería.

Las evidencias de la manipulación

Amigos de Peng Shuai, solicitaban al Presidente de la WTA que, antes de insinuar ningún tipo de desaparición, intentase al menos ponerse en contacto con la tenista por los cauces habituales (llamada o redes sociales).

Incluso la propia tenista se dejó ver rodeada de sus peluches y su gato en la red social más popular en el país asiático «We Chat», con una clara intención de desmentir todos los rumores que habían corrido acerca de ella.

El youtuber Jabiertzo, quien desde su canal de YouTube muestra la realidad y el día a día de China, reflexionó, aprovechando las publicaciones de la tenista, acerca de los guiños que esta había mostrado. Y es que, aunque por supuesto se debe esclarecer el asunto que denunció en redes acerca de los abusos sexuales que sufrió, no parece haberle agradado que este hecho se haya aprovechado para iniciar una campaña contra su país.

Más tarde la hemos podido ver cenando con amigos e incluso en un evento de tenis rodeada de gente en el que, para quienes cuestionan que las imágenes sean actuales, se puede ver un letrero con la fecha de hoy.

Los medios y quienes quieren seguir sirviendo a la propaganda estadounidense en esta nueva campaña de Guerra Fría, lejos de retractarse, han seguido solicitando más pruebas de vida de la tenista. En primer lugar, denota un ejemplo de paternalismo inimaginable para cualquier ciudadano de cualquier otro país.

¿Es lógico solicitar a ningún ciudadano que demuestre que sigue con vida ante acusaciones infundadas? ¿No debe recaer la carga de la prueba en quienes vierten este tipo de acusaciones?

La represión de la que tenemos evidencias

Mientras todo esto ocurre, el periodista Julian Assange lleva 2 años y medio encerrado en una prisión en Reino Unido en medio de un proceso legal y una pugna con EEUU para su extradición a este país.

La ONU ha denunciado que hay un sistema para asesinar al hacker y su defensa ha alertado del grave deterioro que sufre su estado de salud tanto física como mental.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.