Casi una quinta parte de la población refugiada en el mundo es palestina

0

El pasado 20 de junio, se conmemoró como cada año el Día Mundial de las Personas Refugiadas, para recordar la situación de las personas refugiadas y desplazadas en todo el mundo. Este simbólico día se celebró por primera vez el 20 de junio de 2001, hace ahora 20 años, en conmemoración del 50 aniversario de la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados de 1951.

Según datos de ACNUR, la Agencia de la ONU para las y los Refugiados, en el mundo hay 26’4 millones de personas refugiadas. De esos 26’4 millones, 5’7 millones son palestinos. Esto significa que prácticamente una quinta parte de los y las refugiadas en el mundo, son de origen palestino. Lo cierto es que la población refugiada palestina es la más antigua del mundo. Esta condición la adquirieron desde la creación de la UNRWA, que es la Agencia de las Naciones Unidas para la población refugiada palestina en Oriente Próximo.

La UNRWA fue creada en 1949, un año después de la “Nakba” o la Catástrofe, que es como en el mundo árabe se conoce la partición de Palestina y la creación del Estado de Israel. En la Nakba, 700.000 palestinos fueron expulsados de sus hogares y se fueron a refugiar a países del entorno, sobre todo Jordania, Líbano y Siria. A día de hoy, la cifra reconocida por UNRWA es de 5’7 millones de población refugiada palestina.

La agencia nació como una institución temporal, sin embargo, su mandato ha tenido que ser renovado hasta 24 veces a lo largo de estos más de 70 años. El motivo de estas constantes renovaciones es que Israel se niega a reconocer a la población palestina su derecho al retorno, a pesar de estar legitimado este derecho según la Resolución 194 de la Asamblea General de la ONU, y así lo consagra también la Resolución 237 del Consejo de Seguridad de la ONU. Si la población refugiada palestina hubiese podido volver a su hogar, la existencia de la UNRWA quedaría caduca. Pero el ente sionista no está dispuesto a permitir que esto ocurra, ya que su razón de ser como Estado xenófobo y supremacista es expulsar definitivamente a la población autóctona palestina de lo que ellos consideran su tierra.

En la actualidad existen en Oriente Medio 58 campos de refugiados, donde viven 1’7 millones de los 5’7 millones de refugiados: en Líbano, Siria, Jordania, y dentro de Palestina, en Gaza y Cisjordania. En cuanto a la distribución de población refugiada, en Jordania es donde hay un mayor número de refugiados, con algo más de 2 millones. En la Franja de Gaza, que tiene una población de 2 millones de personas, tienen el estatus de personas refugiadas un millón y medio, es decir, ¾ partes de la población. En Cisjordania, 800.000 personas son refugiadas. En Líbano, hay 500.000 refugiados que no gozan de los mismos derechos que el resto de la población, y tienen un acceso limitado a los servicios públicos. En Siria se cuentan 438.000 refugiados, de los cuales algo más de la mitad son desplazados internos a causa de la guerra que ha asolado en el país en los últimos 10 años.

El derecho al retorno es, para la lucha por la liberación nacional palestina, un derecho no negociable. Es de hecho la piedra angular de la lucha, es un derecho individual pero sobre todo colectivo, ya que es considerado el pilar sobre el que se asienta la construcción de un estado palestino, en el que todas y cada una de las personas que fueron expulsadas y sus descendientes puedan retornar y vivir una vida plena como población palestina autóctona.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.