El alto el fuego entre Hamás e Israel no ha cesado la escalada de violencia en Cisjordania

0

En la madrugada del jueves al viernes, Israel y Hamás acordaron un alto el fuego en la Franja de Gaza. El acuerdo, bajo mediación egipcia, llega después del ataque más sangriento en Gaza desde 2014. Entonces murieron más de 2.300 personas, entre las que se cuentan 551 niños; 18.000 viviendas fueron destruidas y 108.000 familias quedaron sin hogar. En esta ocasión, bajo el nombre de “Guardián de los Muros”, la masacre ha dejado en 11 días de bombardeos un saldo de 232 muertos, entre ellos, 65 niños, y más de 1700 personas heridas.

Además de la lamentable y dolorosa pérdida de vidas humanas, los daños materiales son incontables. Israel ha bombardeado escuelas, hospitales, campos de refugiados, orfanatos, centros de alimentación, plantas de suministro de aguas, de electricidad, ambulancias, medios de comunicación, bloques de viviendas y centros universitarios.

A pesar de este acuerdo, que incluye la exigencia de Hamás a Israel de que las fuerzas de ocupación no vuelvan a penetrar en la mezquita de Al Aqsa, y cancele los procesos de desahucio contra decenas de familias palestinas amenazadas con ser expulsadas de sus hogares en el barrio de Sheikh Jarrah, al norte de la Ciudad Vieja de Jerusalén – recordemos que ambas cuestiones fueron el desencadenante de los enfrentamientos entre Hamás e Israel -, lo cierto es que la mezquita de Al Aqsa ha vuelto a ser atacada por colonos extremistas sionistas al grito de “muerte a los árabes” tras haber alcanzado la tregua, y el proceso de desahucio probablemente sea retomado próximamente.

Con todo, las movilizaciones a lo largo de este fin de semana en todo el mundo no han cesado. En Rivas Vaciamadrid, en Bilbao, en Sevilla, en Málaga, y en otros muchos enclaves de la geografía española y del mundo, el alto el fuego no ha sido un motivo para parar las movilizaciones que ya estaban convocadas. Porque a pesar de que momentáneamente han dejado de caer las bombas en Gaza, el muro, los asentamientos, las persecuciones, el sistema de apartheid, la discriminación racial, las detenciones, los asesinatos, las mutilaciones, y las torturas continúan. La Nakba, que comenzó hace 73 años, continúa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.