Marchas masivas resisten en toda Colombia y consolidan el Paro Nacional

0

Miles de colombianos prolongaron ayer las protestas del Paro Nacional con manifestaciones masivas en las principales ciudades del país bajo la exigencia de acabar con la brutal represión que el gobierno de Duque está ejerciendo para tratar de detener las concentraciones que comenzaron el pasado 28 de abril. A las convocadas este pasado miércoles se sumaron estudiantes, trabajadores, comunidades indígenas y organizaciones sociales, llenando las calles de Bogotá, Cali o Medellín.

A las protestas, que inicialmente surgieron por la reforma del sistema tributario, se han venido adhiriendo otras reivindicaciones que ponen de manifiesto que el Paro está motivado por la situación generalizada de pobreza y desamparo a la que viene sometiendo a la población colombiana la gestión de Duque. Así, se reivindicó en esta nueva jornada de manifestaciones la retirada del proyecto de reforma de salud. Y esta exigencia ha tenido exitoso efecto pues con 27 votos a favor y cinco en contra, el Congreso de Colombia ha archivado el polémico proyecto, que tras la retirada la reforma tributaria, se convirtió en otra de las motivaciones de las jornadas de paro, junto con la brutalidad policial.

La reforma del sistema de salud pretendía establecer nuevos mecanismos de pago que según los manifestantes conducían a un mayor grado de privatizaciones sanitarias. Pese a que el ministro de Salud, Fernando Ruiz, había defendido la iniciativa y llegó a asegurar que no buscaba más privatizaciones, la decisión del Congreso fue recibida con alegría y gritos de «¡resistencia, resistencia!» por los manifestantes, que ven así reforzada su intención de prolongar la huelga general.

Tras las anteriores jornadas, en las que las fuerzas armadas colombianas reprimieron con dureza las protestas y han contado decenas de asesinatos (alcanza ya el medio centenar según datos del Comité del Paro Nacional) y multitud de detenciones, desapariciones, heridos e incluso agresiones sexuales a mujeres menores de edad, existía preocupación por mantener un tono pacífico en la continuación de las manifestaciones del Paro Nacional. Esta inquietud era especialmente seguida en Cali, epicentro de las mayores agresiones policiales sufridas en estos días. A través de las redes sociales y los testimonios gráficos de los participantes, puede comprobarse que las concentraciones fueron incruentas y se mantuvieron dentro de una actitud cívica y ejemplar.

En otros lugares del país, como Medellín, los barrios se sumaron a las movilizaciones con caceroladas, banderas y pancartas en los balcones y reuniones en las que la multitud se muestra concienciada pero serena.

Sin embargo, la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC) denunció este miércoles que miembros del Esmad (antidisturbios colombianos) y del Ejército realizaron ataques a los miembros de la minga indígena durante su marcha al distrito de Buenaventura (Valle del Cauca).

El Gobierno de Iván Duque declaró su intención de abrir un diálogo para que cesen las movilizaciones, pero hasta la fecha esas negociaciones no se han producido. Desde el Comité Nacional de Paro se afirma que el Gobierno no ha dado las garantías necesarias para la protesta pacífica, cuestión que se considera imprescindible para dar inicio al diálogo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.