Perú. Iskai Uya

0

En una visita reciente a la ciudad del Cusco, Verónica  Mendoza aludió al candidato de la ultra derecha peruana López Aliaga. Comentando la contradicción entre sus dichos y sus hechos, la lideresa de JxP usó una expresión muy común en la ciudad imperial: Iskay Uya, que es el modo como se califica a una persona falsa, que tiene doble faz, que esconde tras palabras sus verdaderas intenciones.

Precisa, entonces, y certera para definir la conducta política de una persona que asoma como “nueva” en el escenario nacional, pero que tiene vieja data, y que hizo fortuna a la sombra de regalías que le otorgara Alberto Fujimori.

Fue este quien, a mediado de los años 90 del siglo pasado, le facilitó  privilegios que le permitieron la concesión del ferrocarril Cusco-MacchuPichu, y un complejo hotelero de primer nivel que antes era del Estado. El negocio, le salió redondo, pero hoy constituye uno de los monopolios que más daño causa al turismo, y que más detesta la ciudadanía en la capital del Imperio.

Pero no es lo único que define el perfil del candidato de Willax TV. También tiene que ver con otras inversiones igualmente rentables, como el Compuc Palace, construido sobre la base del remate de la Casa Marsano; y con sucesivas evasiones tributarias que asegura que “han prescrito” en atención a la formula aquella que “las viejas deudas, no se pagan; y las nuevas, se dejan envejecer”.

La fortuna de este personaje lo ha llevado a dos destinos: a cautelar su fortuna valiéndose de los “Pánama Papers” -ese negocio furtivo usado en el país del Canal para “lavar” dinero mal obtenido-; y levantar una candidatura presidencial trayendo a nuestras tierras el mensaje del Ku Kux Klan. Una manera ingeniosa, sin duda, de ocultar latrocinios.

Es bastante, sin embargo, lo que trasluce el accionar político de este curioso personaje. De hecho considera que el Perú no es un país, sino una empresa. No tiene noción de Patria, sino de Usina; y no ve a los peruanos como ciudadanos, sino como asalariados sin sindicatos ni derechos. Como en los tiempos del medioevo para el trabajador no debe regir sino una ley: “ora y labora”.

Producir -para el Patrón, claro-, y “ganarse el cielo” a punta de rosarios, parece fluir del mensaje de este beato de medio pelo que promete la “salvación eterna” a los incautos que voten por él.

Pero este hombre se las trae. En verdad no busca propiamente ser Presidente porque sabe que no lo habrá de lograr. Su propósito es más bien “levantar” un proyecto político que viene allende los mares, desde el suelo ibérico.

Es la España de Franco Bahamonde la que alumbra sus pasos, y las teorías de Escrivá y Balaguer, las que guían sus pasos. El OPUS DEI lo alienta todo, en un tiempo por cierto equivocado. El “Caudillo” ya no existe y los españoles aspiran a muchas cosas, pero no a restaurar el dominio virreinal al que aspiran ciertos áulicos de estas latitudes.

España atraviesa un periodo difícil. La democratización, que debió procesarse a la muerte de Franco, se vio frustrada por el accionar de La Corona y su colusión con el Capital Financiero. De esa alianza –y del brazo del “Partido Popular”- emergió un país frustrado que aún no halla destino.

El esfuerzo de Republicanos, autonomistas, socialistas y comunistas, aún no da frutos y por eso España sigue –al decir de Vallejo- “viendo a Calderón sobre la cola de un anfibio muerto”, sin hallar el pasodoble que lo ubique en nuestro tiempo.

Eso explica la “Carta de Madrid”, suscrita recientemente por un núcleo de 50 “personalidades de la Iberósfera”. Para ellas “El avance del comunismo supone una seria amenaza para la prosperidad y el desarrollo de nuestras naciones, así como para las libertades y los derechos de nuestros compatriotas”.

Por “comunismo”, entienden todo lo que se opone a los privilegios del capital y la aristocracia -incluida la monarquía-. Entonces comienzan por Cuba y terminan con todos los movimientos sociales latinoamericanos que buscan Independencia y Soberanía.

Por eso, la “Declaración” de marras, aparece suscrita por “personalidades” de rancio abolengo. Francisco Gregorio Antonio Tudela Von Breugel-Douglas; Rafael Bernardo López Aliaga Cazorla;  Aldo Mariátegui Bosse  y  Dardo López- D’Olz.

Este último, por si alguien no lo recuerda, fue Vice Ministro de Alan García  y Jefe de Seguridad de Keiko Fujimori. Y estuvo involucrado en el escándalo por la compra sobrevalorada de 50 vehículos porta-tropas. Cuando fue nombrado en ese cargo, contrató ad honorem a su cuñado, de ascendencia israelí, Alberto Fuster Granthon, para «asesorarlo» en temas de inteligencia.

Credenciales, sin duda. les sobran a todos ellos.  Pero, ¿alguno ha tenido una cierta ejecutoria democrática? ¿Ha suscrito en alguna circunstancia un documento en favor de los intereses de los pueblos? ¿Se ha pronunciado siquiera por el respeto a los recursos naturales de los Estados?  ¿Se ha sumado a alguna causa solidaria vinculada a la lucha continental por el progreso o el desarrollo? ¿Ha combatido por algo que interese a los trabajadores? 

Podríamos sentarlos ante el Polígrafo de Beto Ortiz y perderían si respondieran a una sola de estas preguntas. Jamás nadie ha leído una palabra de ellos en tal sentido.  Y claro que Beto, ahora, tampoco los sentaría:   forma parte del eco sistema informativo con Willax como “capital de prensa”

De todos ellos se podría decir lo mismo:  Iskay Uya

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.