Alemania echa el freno de mano a los fondos de recuperación de la UE

0

El Tribunal Constitucional alemán ha paralizado la aprobación de los fondos de recuperación de toda la UE. El Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, conocido como Next Generation EU o España puede en nuestro territorio, que supone la emisión de deuda para financiar los 750.000 millones de euros de los fondos de recuperación, de los cuales 140.000 millones están adjudicados a España, queda de momento suspendido por el tribunal alemán.

Las duras condiciones para acceder a las ayudas que se plantearon por parte de los llamados «países frugales» (metáfora que recuerda a la fábula de Esopo sobre la cigarra y la hormiga que compara la estabilidad económica de los países meridionales menos favorecidos con las fuertes economías del norte) se han manifestado a las primeras de cambio. Entre esas condiciones se encontraba la posibilidad de vetar la entrega de los fondos a los países que no cumplan los requisitos exigidos para la entrega, cuestiones que incluyen medidas tales como reformas laborales, de las pensiones, imponer la «mochila austriaca» o hacer nuevos recortes. Ese veto, verdadero mecanismo de intervención, es conocido con el eufemismo «freno de mano».

La situación de la entrega de esos fondos es la siguiente: el primer requisito exigido era la ratificación de los 27 países miembros, esto es, la unanimidad de los 27 parlamentos soberanos de cada país. Hasta ahora sólo ha sido ratificados completamente en Bulgaria, República Checa, España, Francia, Croacia, Italia, Chipre, Malta, Portugal y Eslovenia. En el resto aún se está tramitando aunque la UE planeaba tener la confirmación de la unanimidad para el mes de abril. El segundo requisito sería dar también el visto bueno a los planes nacionales con las reformas e inversiones que financiarán dichos fondos.

Así pues, la posibilidad de que estuvieran disponibles para este mes de abril se antoja ahora poco menos que improbable. Esto no significa que los fondos no se vayan a entregar. Es evidente que la UE necesita reactivar su economía de algún modo en una crisis que se ha agudizado de forma extraordinaria en este último año con la pandemia. Entre otros aspectos, se ha evidenciado que el sistema capitalista, en su lógica de continuo beneficio, es capaz de devorarse a sí mismo y los fondos de inversión que están obteniendo suculentos intereses de las farmacéuticas gracias a la venta de millones de vacunas, chocan con la necesidad de desbloquear cualquier escollo para realizar campañas de vacunación masiva a nivel mundial, entre esos escollos las propias patentes de las vacunas. Mientras se resuelve esa contradicción, miles de personas siguen muriendo y las economías, extraordinariamente dependientes del turismo y los viajes, permanecen en el dique seco.

En el caso de Alemania, el proceso de entrega de los millones de euros a los países había sido ya ratificado previamente en el Parlamento (Bundestag) y en el Senado (Bundesrat), pero ha sido el organismo constitucional germano el que ha supuesto la activación del famoso freno. Los miembros de este alto tribunal alemán deberán resolver un recurso presentado por una iniciativa de ciudadanos alemanes que ponen en duda la legalidad del fondo de recuperación, en concreto la entrega a España de 140.000 millones de euros, de los cuales 70.000 millones son en forma de transferencias no reembolsables. El plazo para resolver este tipo de recursos suele ser de tres meses. La fecha de la unanimidad propuesta para abril tendrá que plantearse, de momento, hasta entrado el verano, si no media antes alguna otra objeción frugal.

La amenaza de una salida de la crisis lenta comienza por tanto a cernirse sobre Europa y en especial sobre los países menos favorecidos o los que soportan el papel de destino turístico, los «no frugales», caso de España. Precisamente la ministra de Economía, Nadia Calviño, declaró este jueves que no existe «ningún retraso» en el calendario previsto de los fondos europeos y que espera que las licitaciones de proyectos (esto es, la ejecución de los proyectos ya aprobados y que suponen entregas de miles de millones de euros a las grandes empresas constructoras y energéticas españolas) con estos recursos empiecen en este segundo trimestre del año. Calviño expuso que están «perfilando el plan» para presentarlo en las próximas semanas, y que estará aprobado en torno al mes de junio, para que los fondos empiecen a llegar la segunda parte del año. Veremos en cuántos meses dilata el proceso este frenazo del tribunal alemán.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.