EEUU: Confirman sentencia a un delincuente sexual que declaró identificarse como una niña de 8 años para eludir la prisión

1

EEUU. El año pasado un agresor sexual de menores intentó aludir a la identidad sentida para justificar sus delitos con gran escándalo. Los hechos ocurrieron en Grand Rapids, en el estado de Michigan, donde un hombre llamado Joseph Gobrick fue juzgado y condenado por tener imágenes pornográficas de menores de muy corta edad en su ordenador. Según él, no había delito, pues él mismo era una menor de ocho años, a pesar de haber nacido en 1974.

El hombre, que se representó a sí mismo en el juicio, fue condenado a veinte años de prisión por posesión de pornografía infantil en la que una decena de menores sufrían abusos sexuales, que según él quedarían excusados por su identidad de género y edad sentida.

En el juicio, uno de los fiscales del caso señaló que tras ser detenido: “el acusado indicó que puede ver bebés violados en la cárcel del condado de Kent , debido a que tiene el derecho constitucional de hacerlo”. La sentencia ha quedado por fin confirmada y el depredador sexual pasará las próximas dos décadas entre rejas por sus graves delitos.

1 Comentario

  1. Estas noticias hay que enviárselas a mansalva a los perfiles en RR.SS de los políticos que defienden la locura que es la ideología «trans». Que sus seguidores vean en qué acaba todo ese disparate.

    Y la pedofilia es una aberración que creo que merece más tratamiento psiquiátrico interno que simplemente internar a los culpables en la cárcel, porque no creo que alguien que se excita con niños, hasta con bebés esté bien de la cabeza.
    Si la cárcel, aparte de alejar al delincuente de sus posibles víctimas, ha de tener una finalidad reeducadora, la cárcel no es buen sitio para un perturbado mental poerque a un enfermo mental no se le puede reeducar, su problema no está en sus hábitos adquiridos sino en que algo en su cabeza está muy estropeado, y eso sólo se pueden intentar corregirlo en la medida de lo posible los psiquiatras y psicólogos, siempre que no sean freudianos, claro, que eso es pseudociencia total, magufería revestida de palabrería altisonante.
    También hay que decir que las condenas no deberían tener límite de duración. Lo siento pero si un criminal tras 20 años de cárcel sigue sin dar muestras de estar reeducado y listo para su reinserción social, no puede ser puesto en libertad, por mucho que moleste a los buenistas y progres. Alguien con una conducta perniciosa que ha demostrado que es perfectamente capaz de causar daño a otros tiene que estar lejos de la gente normal todo el tiempo que sea necesario, y si tiene que pasar tda su vida apartado, pues mala suerte.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.