La revolucionaria Libia de Gadafi a nueve años de su invasión

0

El pasado 20 de Octubre recordamos que el Dos Mil Once fue asesinado Muamar El Gadafi después de que su caravana fuera atacada por la tropas otanistas. Libia fue arrasada tras un operativo de la Otan de de ocho meses.

¿Pero quién fue Muamar El Gadafi?

Muamar El Gadafi nació en 1942 en Sirte, en la Libia Italiana. Era de una tribu beduina. La revolución arabista en Egipto de Nasser de 1952 lo inspiró a él y a toda Libia, un país sometido a la monarquía del pro-británico Idris. A los 21 años se licenció en Derecho, pero en lugar de practicarlo decidió enrolarse en el ejército, en el Colegio Militar de Bengasi, donde empezó su militancia política difundiendo las doctrinas del republicanismo y el nacionalismo árabe. En 1969 llegó al puesto de Capitán.

Gadafi y los suyos, el mismo año, conspiraron para derrocar a la monarquía vasalla de Idris, la cual se mantuvo obediente a las potencias occidentales ante la ocupación de Palestina y las agresiones a Egipto por parte de Israel. La Operación Jerusalén, como se llamó a la conjura, se puso en marcha y quedaron ocupados los puntos principales del país, la endeble monarquía cayó y nació la nueva República árabe libia.

Gaddafi independizó realmente al país y emprendió ambiciosos proyectos que lograron colocar a Libia como un país ejemplar en todo África y el mundo árabe, se unificó al país y se construyó un régimen sólido y avanzado.

Al movimiento que lideró se le llamó la Revolución Verde, pero nada que ver con el ecologismo occidental, que se inspira en niñas que imploran una concientización medioambiental en las sedes más importantes y en los medios más relevantes del capitalismo, sin tocar un ápice del mismo. Se nacionalizó el petróleo y se acometió una reforma agraria de profundo calado, se instaló un sistema de seguridad social, asistencia médica garantizada para todos los ciudadanos, y el acceso al agua, a la electricidad y a la educación gratuita. Se apoyó al agricultor nacional con créditos, semillas, maquinaria y asesoramiento; y se garantizó para cada matrimonio una vivienda.

Esta revolución tuvo como fundamento un fuerte nacionalismo, la firme creencia de que Libia había de ser independiente y no someterse a los dictados de otras potencias, asimismo de emprender sus propias políticas y levantar su propia infraestructura; todo para construir a largo plazo una eventual unidad de los países árabes. Si no, jamás podría haber tenido lugar.

¿Qué sucedió?

Lamentablemente, en 2011, cesó este ejemplo. La Otan comenzó con su modus operandi ya establecido para cualquier país: la calumnia mediática constante y permanente para poner a la población a favor de sus aventuras belicistas; violaciones de derechos humanos en abstracto y la condición de ‘Dictadura’ en abstracto fueron las acusaciones, como siempre, sin mayor fundamento que la palabra de los grupos interesados en la caída de la República, entre ellos los Hermanos musulmanes, de islamismo extremo pro-occidental y saudita.

La Otan, en su operación, bombardeó los suministros de agua, fábricas, redes eléctricas, incluso asesinaron a los nietos de Gadafi como “objetivos legítimos”. Hoy a Libia la asuela la guerra, inseguridad, el caos, la ausencia de ley, el desplazamiento masivo, el hambre, el crimen y hasta la esclavitud, a nueve años después de la intervención. El país está partido en tres zonas enfrentadas. No sólo esto, sino que Libia es el origen de muchos de los muertos en el mediterráneo por las migraciones, tanto por la población local como por todos los inmigrantes que tenía y recibía Libia de toda África.

¿Qué conclusión deberíamos obtener?

El régimen arabista fue invadido y expoliado con total impunidad, hasta el día de hoy por la coalición atlántica. El Derecho Internacional fue violado sin ningún tipo de consecuencia jurídica ni penal.

En la invasión participó España a través del gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, y siendo ministra de defensa Carme Chacón, aún recuerdo como la gran parte de la izquierda española celebraba el puesto de Carme como un bien para las mujeres y el progreso… Asimismo el miembro de Podemos Julio Rodríguez, el que se presentó a las elecciones por mi provincia, Almería, como candidato de la formación, era el Jefe del Estado Mayor. También participó el presidente Barack Obama, “el primer presidente negro”, e Hilaria Clinton, como Secretaria del Departamento de Estado, la que iba a ser la “primera mujer presidente” y se suponía mejor que Trump; existe un documento donde puede verse como esta mujer se jacta y aplaude y el asesinato de Gadafi.

 Es en estos hechos cuando vemos que ninguna condición biológica de los líderes políticos significa mejores valores políticos o alguna transformación social; tampoco el hecho de que sea la izquierda o la derecha del otanismo significa nada, pues ambos brazos son miembros del mismo cuerpo, al mismo sirven.

Hemos de reflexionar, y superar a los cantos de sirena del momento, tanto en el plano internacional como interno. Ningún color es un peligro mayor que otro, como tampoco mejor que otro; nuestro problema es una estructura, un aparato, que ninguna mayoría parlamentaria puede cambiar, mucho menos, si descaradamente defiende la membresía de España en la Unión Europea y la Otan y se enrola sin problema en sus aventuras, chantajes e injerencias.

Gadafi y la revolución verde, son un ejemplo para nosotros, de como un país que rescata su soberanía es capaz de superar los oprobios y los dificultades, pero eso sí, sólo podrá subsistir si no minusvalora a los imperialistas, ni cae en sus trampas retóricas pseudo-humanitarias.

Sin embargo, ahora lo son todo los Cantos de Sirena, todo se abandona en pos de un objetivo supuestamente urgente que se reduce a aritmética parlamentaria. Libia no fue transformada así, derrocó a la monarquía y levantó un nuevo estado.

Fuentes:

  • https://amistadhispanosovietica.blogspot.com/2019/02/libia-los-efectos-de-la-mano-de-satanas.html
  • https://www.telesurtv.net/telesuragenda/libia-muamar-gadafi-avances-sociales-politicos–economicos-20180607-0014.html

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.