Entrevista a Diego Molina, secretario general de la Federación de Enseñanza de CC.OO. de Andalucía. #RumboALaHuelgaEducativa4M

0

La próxima semana, toda la comunidad educativa andaluza está llamada a parar en protesta a las políticas en materia de educación del gobierno de la derecha. Comisiones Obreras, como una de las principales organizaciones convocantes, ha sido uno de los sindicatos que con mayor ahínco ha venido denunciando que el Decreto de Escolarización aprobado por el ejecutivo de PP y Ciudadanos supone una apuesta clara por la privatización de la enseñanza, en un modelo que ya ha sido puesto en práctica en las comunidades en que han gobernado. Para intentar acercar el conflicto a nuestros lectores, El Común ha contactado con uno de los  protagonistas de esta convocatoria de huelga en su condición de secretario general de la Federación de Enseñanza de CCOO en Andalucía, Diego Molina.

Después de más de un año del cambio histórico de gobierno en Andalucía, ¿Qué valoración hace de la política educativa del nuevo ejecutivo?

Los grandes déficits del sistema educativo andaluz no han mejorado. No se hacen políticas para incidir en la calidad educativa, en la integración del alumnado diverso y en compensar las desigualdades sociales y sobre las que la educación tiene la capacidad de incidir. Se siguen perdiendo unidades públicas aun cuando la educación pública es la única que garantiza la igualdad. No se ha avanzado en la integración de la población inmigrante, que no extranjera, ni en la del alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo. Se integra sin los recursos necesarios, por lo que no se integra realmente, y no hay un planteamiento serio de hacer uso de la bajada de natalidad para reducir la ratio. Y lo que es peor, no se escucha a la comunidad educativa. En esto último el sistema educativo andaluz ha empeorado significativamente.

¿Y qué opinión le merece el consejero?

Hay que escuchar más y no trasladar a la opinión pública propuestas sin hablar con la comunidad educativa y que terminan realizándose unilateralmente,. Hasta este nuevo gobierno, era impensable que el Consejo Escolar de Andalucía aprobase un dictamen sobre una nueva Ley o un Decreto educativo y que se obviase. La LEA nació del consenso de la comunidad educativa, el borrador de Ley de FP de Andalucía se retiró ante el informe del Consejo Escolar o incluso una Consejera fue cesada al no aprobar el Consejo Escolar su propuesta de Decreto de Jornada y Calendario. El nuevo Consejero, del que no dudo sobre sus buenas intenciones, habla de consenso y no consensua con nadie, hace caso omiso a los dictámenes que elabora la Comunidad educativa a través del Consejo Escolar, y anuncia medidas como centros de primaria y secundaria, planes estivales, oferta de empleo,… en los medios de comunicación sin consensuar nada. Y claro, luego pasa lo que pasa, que los resultados de algunas de estas medidas son un desastre. No se puede erigir como el defensor en exclusiva de los niños y niñas cuando muchas organizaciones durante décadas, caso por ejemplo de CCOO, trabajamos por nuestros escolares y por el futuro de nuestra tierra.

Los sindicatos de la enseñanza pública ANPE, CCOO, CSIF y UGT han ratificado la convocatoria de una jornada de huelga el próximo 4 de marzo en protesta por el nuevo decreto de escolarización, aprobado por la Junta de Andalucía. ¿Cuáles son los motivos para llamar a la huelga?

Son más que evidentes. No hay una apuesta clara por la educación pública. La última puntilla ha sido el nuevo Decreto de Escolarización que amplía las zonas de influencias para los centros concertados provocando un grave perjuicio a los centros públicos que están perdiendo unidades año tras año. Este es el primer paso para alcanzar el modelo educativo de Madrid, y así lo ha dicho el portavoz del Gobierno andaluz. Madrid, no se nos olvide, es la comunidad con mayor segregación escolar. Lo que está en juego es el futuro de la educación pública y con ello avanzar en una sociedad andaluza integrada e integradora.

¿Cuál ha sido el motivo que les ha empujado a la huelga? ¿Se han roto las vías de diálogo?

No es posible que el Consejo Escolar de Andalucía, en el que está representada toda la Comunidad Educativa, elabore un dictamen de escolarización y se obvie. No es cierto que se hayan asumido muchas de las enmiendas como se nos quiere hacer creer. Sólo se han aceptadas aquellas de redacción y forma. No se avanza en la definición del concepto de demanda social o sobre la adscripción de zona educativa según proximidad del domicilio como se plantea por el Consejo Escolar. Esta falta de respeto es muy grave por el daño que va a provocar en la educación pública. Los canales de comunicación no se han roto, de hecho las organizaciones sindicales de la mesa sectorial de educación mantuvimos el pasado viernes una reunión con el Señor Imbroda donde manifestamos nuestra gran preocupación. CC.OO. le instó, además, a que se replanteara este Decreto y lo retirase.

¿Esperan una alta participación?

Sí. Estamos convencidos que la habrá porque hay absoluta unanimidad de todos los agentes de comunidad educativa y porque lo que está en juego es mucho. La libertad de educación que algunos dicen defender no puede romper el principio de igualdad e integración que es un fin en sí mismo de la educación. Más bien es lo contrario, la libertad de educación es lograr que toda la población, por igual, tengo acceso a ella desde una perspectiva de no discriminación. Hay que integrar desde abajo para lograr una integración efectiva arriba. Y esto lo saben los trabajadores de la educación, las familias y el alumnado. Este Decreto de escolarización hace precisamente lo contrario.

¿Qué papel cree que jugarán en esta huelga otras organizaciones al margen de las estructuras sindicales tradicionales -Marea Verde, organizaciones estudiantiles, etc.?

Aquí sumamos todos. La Huelga inicialmente la convocó la plataforma en defensa de la educación pública, luego han convocado también todas las organizaciones de la mesa sectorial de educación. En ambas está CCOO pero esto supera a las propias organizaciones sindicales. Han manifestado su rechazo de este Decreto familias, asociaciones, incluso la de directores y directoras de centros educativos. El Frente de Estudiantes y CODAP forma parte de la Plataformas andaluza en defensa de la educación pública. Este Decreto sólo ha tenido una virtud, el de aglutinar a toda la comunidad educativa sólo logrado por Wert con la LOMCE. Todos sumamos en esta reivindicación.

¿Cree que la enseñanza pública en Andalucía puede seguir el mismo camino que en otras comunidades y tender a la privatización a través de la concertada?

Eso es lo que ha dicho el portavoz del gobierno andaluz, que este Decreto es el paso primero para tener zona única de escolarización. Las zonas únicas se han manifestado como el modelo más segregador en lo que respecta a escolarización, caso de Madrid, por ejemplo. Sólo poblaciones con recursos tienen posibilidades de desplazarse a otras zonas de una ciudad diariamente para asistir a clase lo que les posibilita que se agrupen en centros concretos, generando escuelas subsidiarias con un perfil de alumnado de entornos sociales desfavorecidos.

Algunos medios de la derecha les han acusado de querer hacer una huelga política de desgaste al gobierno andaluz ¿Qué les diría?

Al gobierno del anterior signo político le hemos hecho muchas huelgas, muchas. Ver en esta huelga razones políticas es enmascarar la gravedad de este Decreto que va a perjudicar la educación pública como ninguna otra medida de las aplicadas por la Consejería de Educación. Y dañar la educación pública es a su vez dañar el estado de bienestar de la población andaluza en su conjunto al perjudicar la formación en términos de igualdad. Eso es lo realmente grave de este Decreto.

¿Seguirán con acciones de protesta si la Consejería no escucha sus propuestas?

A la Consejería de Educación no le queda otra que escuchar a la comunidad educativa. Ningún sistema educativo en el mundo funciona sin la participación activa de la comunidad educativa. Por eso la Consejería nos va a tener que escuchar, sí o sí. Si no tras esta huelga, tras las acciones que continuemos desarrollando. Aquí no hay opciones. Ningún sistema educativo funciona segregando ni obviando al profesorado, a los trabajadores de la educación, al alumnado y a sus familias.

Artículo anteriorTasa Google y futuro
Artículo siguienteQuedarse corto
Alejandro Sánchez Moreno
Alejandro Sánchez Moreno. Docente en educación secundaria e historiador. Es autor de numerosos artículos de investigación y de varias monografías sobre episodios de la Historia del comunismo español, además de serlo de una novela. Escribe habitualmente en prensa escrita y digital y ha colaborado en medios como Diario 16, Viva Sevilla, El Correo de Andalucía, Infolibre, Cuarto Poder o Tercera Información. Es jefe de opinión de El Común.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.