PSOE y Marruecos, un romance sobre cadáveres en el Sáhara

1

Taleb Alisalem, @TalebSahara.

Con 125 años de historia, el Partido Socialista Obrero Español mantiene que uno de sus principios básicos sobre el cual se establece su línea ideológica es “la cooperación internacional, la justicia social y la defensa de los derechos humanos en todo el mundo” pero no hay que investigar mucho para darse cuenta que las acciones del PSOE están muy lejos de los valores que definen su ideología sobre el papel, llegando a ser, en muchas ocasiones, cómplice directo de las más crueles violaciones de derechos humanos.

El 16 de marzo de 2022, el gobierno español anunció su respaldo a la postura marroquí en el conflicto del Sahara Occidental, lo que supuso un giro drástico en la política exterior de España y un abandono de la defensa de los derechos humanos y del derecho internacional.

Esta decisión ha sido duramente criticada por organizaciones de derechos humanos, partidos políticos, sindicatos y la sociedad civil, que denuncian la complicidad de España en la ocupación ilegal de un territorio que fue colonia española hasta 1975.

Esta decisión envalentonó a Marruecos para seguir con sus prácticas inhumanas de hostigamiento y represión a la población saharaui, llegando a aumentar de forma significativa los encarcelamientos, la tortura y la persecución a los activistas saharauis en las zonas ocupadas del Sahara Occidental, y también aumentó sus bombardeos con drones a civiles saharauis en las zonas liberadas del Sahara Occidental, siendo Pedro Sanchez, complice directo de esta masacre y flagrante violación de derechos humanos ya que, su apoyo a Mohamed VI, supuso la luz verde para continuar y aumentar estas prácticas.

El PSOE, que en su historia ha sido un defensor de la autodeterminación de los pueblos y de los derechos humanos, ha perdido toda su credibilidad al apoyar a Marruecos en su estrategia expansionista y en su negativa a cumplir las resoluciones de las Naciones Unidas que exigen un referéndum de autodeterminación en el Sahara Occidental.

El abandono del pueblo saharaui por parte del gobierno español es un atentado contra la democracia y los valores que supuestamente representa el estado español. La decisión de apoyar a Marruecos se ha tomado sin consultar al pueblo español ni al Congreso de los Diputados, y ha sido una clara muestra de falta de transparencia y de democracia, dejando una pregunta que se repite como un mantra, ¿qué le debe el PSOE a Marruecos?

Ha pasado un año desde que Sanchez tomó esta decisión, y lo único tenemos claro, es que el gobierno español ha perdido toda su legitimidad para actuar como mediador en el conflicto del Sahara Occidental y también perdió toda su credibilidad al alinearse con el regimen marroquí y justificar su ocupación y genocidio contra el pueblo saharaui, el PSOE perdió todos los principios éticos y morales y también perdió la confianza de muchos de sus simpatizantes y militantes, que ven en esta decisión una clara contradicción con los principios históricos del partido. La lucha por la autodeterminación y la defensa de los derechos humanos deberían ser inquebrantables en cualquier circunstancia, y no estar supeditados a intereses políticos, económicos o chantajes de terceros.

El abandono de Pedro Sánchez y del PSOE al pueblo saharaui es una mancha negra en la historia de España y un ejemplo más de la falta de ética y compromiso con los valores democráticos que imperan en la política actual pero también con las responsabilidades jurídicas que España tiene todavía con el Sahara y los saharauis.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.