Crónicas de la operación especial de Ucrania: La operación especial del 10 de septiembre y la Ley marcial

0

Putin, tras el atentado había declarado que el ataque al puente de Crimea suponía la destrucción de una infraestructura civil crítica en territorio ruso.

Pues bien, en virtud de la Resolución S/RES/2341 del Consejo de Seguridad de la ONU (13 de febrero de 2017) sobre la protección de las instalaciones de infraestructura crítica de los ataques terroristas que dice:

«Reconociendo que cada Estado decide qué constituye su infraestructura vital y cómo protegerla efectivamente contra atentados terroristas»

Esto le permite a Rusia declarar la guerra antiterrorista contra el régimen nazi de Kiev y llevar a cabo la ofensiva aérea más importante desde el lanzamiento de la Operación Militar Especial (OME) en febrero de 2022, cuya finalidad sigue siendo la desnazificación del territorio ucraniano.

Este uso superior de la fuerza militar por parte rusa es la respuesta a la agenda terrorista que en un corto periodo de tiempo ha atacado dos objetivos civiles críticos para el país, los dos gasoductos y el puente de Crimea, ambas infraestructuras civiles.

Los daños ocasionados a la infraestructura militar, industrial y de servicios ucraniana han sido severos. Alrededor de 200 misiles de crucero aéreos y marítimos, así como varias municiones merodeadoras fueron lanzados, misiles de largo alcance y alta precisión de Rusia (los Kalibr, principalmente, lanzados desde el mar Negro y mar Caspio) han tenido a lo largo y ancho de la geografía ucraniana como diana, puntos estratégicos como centros de comandos militar y de inteligencia, instalaciones eléctricas y redes eléctricas, centrales térmicas, infraestructuras viales con Polonia y Moldavia, vías de penetración de material bélico proveniente de las donaciones europeas y ayuda de la OTAN. Tendrán como efecto directo un costo de reposición de los talleres de infraestructuras militares de Ucrania y limitar el envío de recursos hacia el campo de batalla.

Si bien los efectos principalmente reseñados han sido la interrupción del servicio eléctrico, de agua e Internet en algunas zonas, los daños infringidos más importantes son sobre la industria de defensa y las plantas de producción industrial de Ucrania, las cuales dependen del suministro eléctrico de estas instalaciones, y que ahora se encuentran paralizadas. Rusia ha concebido este despliegue para inutilizar, justamente, este nivel de infraestructura crítica, y de esta manera obstaculizar y entorpecer las operaciones militares en el frente, justo cuando Ucrania había realizado una contraofensiva antes de la llegada del invierno.

Consecuencias y daños colaterales

El ministerio de Energía de Ucrania informó que han sido suspendidas las exportaciones de electricidad a la Unión Europea, lo cual agrava la delicada situación energética del bloque por los altos precios del gas, por el sistema marginalista de fijación de precios eléctricos, por el sabotaje occidental de los oleoductos Nordstream y por los precios abusivos establecidos por EEUU al GNL, gas natural licuado suministrado que han cuadruplicado en su valor según denunciaba ayer el Ministro francés de Economía. Esto contribuye a elevar el malestar en la opinión pública de la sociedad europea, que ha comenzado a salir a las calles para protestar contra los gobiernos que han apoyado a Ucrania como así ha sucedido estos días en Francia, Bélgica, Alemania, Reino Unido, Austria, Rep. Checa, Moldavia, Polonia, Grecia e Italia.

El bombardeo selectivo sobre Ucrania afecta a la puesta en marcha de reactores nucleares de Francia. La Kryvyi Rih TPP, central eléctrica de carbón de Kryvorizka (2.079 MW) fue bombardeada por Rusia, es un golpe no solo para la infraestructura energética de Ucrania, sino también, por extraño que parezca, para Francia. Esta central proporciona la energía de la planta metalúrgica local «Kryvorizhstal» de ArcelorMittal, una de las más importantes empresas de acero y minería.

Kryvyi Rih es una ciudad en el Óblast Dnipropetrovsk de Ucrania; Es la octava ciudad poblada en el país. Quizás la ciudad de acero superior en Europa del Este. ArcelorMittal es el complejo metalúrgico más grande en Ucrania con un ciclo metalúrgico completo. La singularidad del acero aleado, que se produce en esta planta, es extremadamente importante para la industria nuclear francesa.

Se da el caso que Francia decidió poner en marcha todos los reactores nucleares a plena capacidad para el invierno. De los 56 reactores propiedad de la empresa energética francesa EDF, solo 12 estaban activos a principios de septiembre. El resto requería reparaciones programadas; en particular, 12 de ellos tenían problemas con la corrosión del metal en los sistemas de enfriamiento desde mayo de este año. Es para eliminar estos problemas que el acero producido en la planta de Kryvorizhstal es tan necesario. Pero, al parecer, el material para la reparación de reactores nucleares no llegará pronto. Si Francia no encuentra una fuente alternativa de acero aleado, el país enfrentará un invierno frío con grandes facturas de servicios públicos.

 Está claro que agrava la crisis económica y energética, y por ende la legitimidad del propio bloque de la eurozona debilitándola, poniendo en solfa los torpes comentarios de Úrsula Von der Leyen y los chips de lavadoras, o el Alto Comisionado Josep Borrell con sus torpes arengas en favor de la paz y la guerra al dictado de Washington, países europeos sin un liderazgo hegemónico y con intereses divergentes entre sí.

Mientras tanto

EEUU elevó el nivel de alerta en Europa al nivel de DEFCON-2, que se anunció solo 2 veces en la historia.

DEFCON (acrónimo de DEFense CONdition, «Condición de defensa») es un término utilizado para medir el nivel de disponibilidad y defensa de las Fuerzas Armadas.

El DEFCON 1 representa la previsión de un ataque inminente y jamás se ha alcanzado.

El nivel más alto alcanzado por el ejército estadounidense, al menos que se conozca oficialmente, fue DEFCON 2, durante la Operación Tormenta del Desierto en 1991 y en la Crisis de los misiles de Cuba, aunque solamente una parte de las Fuerzas Aéreas llegaron a tener asignado este nivel. Se declaró el 24 de octubre de 1962 y se mantuvo hasta el 15 de noviembre. Cabe destacar que este nivel se alcanzó por orden de los generales Thomas S. Power y Curtis LeMay, y fue ejecutado sin consultar con el ejecutivo.

 El ataque terrorista al World Trade Center las fuerzas armadas activaron el DEFCON 3. Durante la mayor parte de la Guerra Fría, los silos de misiles balísticos intercontinentales (ICBM) estuvieron en DEFCON 4.

En el discurso de Putin del pasado 30 de septiembre en el Salón de San Jorge del Gran Palacio del Kremlin donde se firmaron los acuerdos de anexión de los territorios que venía ocupando el ejército ruso en Ucrania: Jersón, Zaporiyia, Donetsk y Lugansk expuso claramente la situación europea:

«Washington exige cada vez más sanciones contra Rusia, y la mayoría de los políticos europeos están dócilmente de acuerdo con esto. Entienden claramente que Estados Unidos, impulsando el rechazo total de la UE a los portadores de energía rusos y otros recursos, está prácticamente llevando la situación hacia la desindustrialización de Europa, hacia el momento de apoderarse por completo del mercado europeo; entienden todo, estas élites europeas, lo entienden todo, pero prefieren servir a los intereses de los demás. Esto ya no es servilismo, sino una traición directa a sus pueblos. Pero que Dios les juzgue, es problema de ellos»

La ley marcial El 19 de octubre, el presidente de Rusia, Vladímir Putin, introdujo la ley marcial en las cuatro nuevas regiones rusas para formalizarla en el marco de la legislación rusa. La medida, anunciada por Vladímir Putin en la reunión del Consejo de Seguridad, fue aprobada por unanimidad en la Cámara Alta del Parlamento ruso. Además, se introdujo el nivel medio de respuesta en 8 territorios rusos adyacentes: Crimea, Sebastopol, Krasnodar, Bélgorod, Briansk, Voronezh, Kursk y Rostov.

El motivo se debe a que «se está utilizando la fuerza armada contra la integridad territorial de Rusia«. Se refuerza la vigilancia y el control de las instalaciones críticas: infraestructuras e instalaciones militares que puedan suponer un peligro para las personas, poder brindar mayor seguridad para la población civil en los nuevos territorios rusos, así se reducirán los actos de sabotaje por parte de Kiev, y estabilizar la situación para garantizar el trabajo de las Fuerzas Armadas de la Federación Rusa.

Según el decreto presidencial, en las repúblicas populares de Donetsk (RPD) y Lugansk (RPL) y en las regiones de Jersón y Zaporozhie se impone la ley marcial 2 y se declara alerta roja de seguridad.

En las regiones fronterizas con Ucrania y con los nuevos territorios se introduce un nivel de alerta medio. En otras regiones del centro y sur del país se declaró un nivel de alerta elevado. Otras regiones rusas están en nivel de alerta básico. El Consejo de la Federación de Rusia aprobó el decreto presidencial.

La decisión de aplicar la ley marcial en las nuevas regiones de Rusia, es decir, las Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk, y las regiones de Zaporozhia y Jersón, es una decisión que el presidente de Rusia, Vladímir Putin, comunicó al inicio de la reunión del Consejo de Seguridad de Rusia.

Así, el jefe de Estado ruso advirtió que las autoridades de Kiev se negaron a reconocer los resultados de los referéndums celebrados en esas regiones y rechazan «cualquier propuesta de negociaciones», mientras siguen asestando ataques contra infraestructuras críticas y sensibles, pero también contra la población civil con el uso de «métodos francamente terroristas», según sus palabras.

La aplicación de la ley marcial constata «el agravamiento de la situación militar» en esas regiones. Es la concreción de que efectivamente el régimen de Zelenski contraviene tratados de Derecho internacional humanitario de los Convenios de Ginebra de 1949, es evidentemente un Estado terrorista que no duda en ningún momento en cometer tipificados crímenes de guerra, en atentar en las nuevas repúblicas rusas con ataques y bombardeos generalizados y sistemáticos contra núcleos de poblaciones civiles, ejecución de —o empleo de malos tratos contra— prisioneros de guerra u otras personas capturadas que hayan colaborado con las autoridades rusas, contra la cadenas indefensas de evacuación de civiles, actos de sabotaje y asesinato contra autoridades civiles y jurídicas de administraciones municipales en las nuevas republicas, bombardear continuamente la central nuclear de Zaporiyia bajo operaciones de falsa bandera, incitar la voladura de la presa de Kakhovskaya con capacidad de 18 millones de m³ de agua suficiente para anegar hasta 80 poblaciones del territorio de la región de Kherson. Las fuerzas rusas están preparadas para progresivamente pasar una contraofensiva y expulsar a las tropas ucranianas en las regiones de Nikolaév, Odesa y Dnipró, para las próximas semanas se puede esperar un avance de las tropas rusas, es decir el uso de los reservistas que Putin ha convocado para consolidar sus posiciones en el sur y el sureste de la zona del conflicto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.