La fuerza de las mujeres es el futuro de todas

0

Abolicionistas Huesca.

El próximo sábado, día 22 de octubre, la plataforma La fuerza de las mujeres… vuelve a convocar a mujeres y colectivos de todo el país para manifestarse en defensa de los derechos humanos de las mujeres y de la agenda feminista. La marcha de mujeres se desarrollará en Barcelona debido, precisamente, a que es una de las ciudades en la que las administraciones públicas están promoviendo políticas contrarias al derecho de mujeres y niñas a una vida libre de violencia, como es el caso del fomento de la prostitución.

Con el lema «El feminismo da la cara», la manifestación pretende recordar y exigir a las instituciones el respeto de los derechos humanos de las mujeres y de las niñas y el fin del terrorismo patriarcal. Sin olvidar ninguna de las reivindicaciones del Manifiesto Fundacional, los dos objetivos principales de la convocatoria son: laicidad y abolición de la prostitución.

El manifiesto se hace eco de la potente reacción patriarcal que vivimos las mujeres: “la impunidad de la violencia machista, la mercantilización, explotación y cosificación de las mujeres, las leyes de “identidad de género”, la intromisión de las religiones en la vida social, la feminización de la pobreza y de los cuidados y la falta de reconocimiento de las mujeres siguen siendo expresiones de nuestra opresión. Nos oprimen por el hecho de nacer mujeres”.

Así mismo, con respecto a la esclavitud sexual de las mujeres, se demanda “una legislación integral para la abolición de la prostitución, que ha de considerarse legalmente como violación pagada; que se establezcan acuerdos internacionales para perseguir y acabar con las redes esclavistas de tráfico de personas con fines de explotación sexual, del que nuestro país es ruta de entrada, consumidor y destino para el turismo sexual” …

En relación con la práctica de los “vientres de alquiler” y de las grietas de la normativa española que ampara la compra de seres humanos, se exige la derogación del art. 10.3 de la ley de Técnicas de Reproducción Humana Asistida para que nadie pueda reclamar la filiación de paternidad de una criatura nacida de explotación reproductiva y la anulación de la instrucción 2010 que permite el fraude de ley en el extranjero”.

Por lo que respecta a las disposiciones que este gobierno está poniendo en marcha para “borrar a las mujeres”, como la llamada “ley trans”, el manifiesto reclama que la razón crítica feminista sea escuchada por el gobierno ya que “no se debe legislar sobre auto identificaciones subjetivas: hacerlo convierte en irrelevantes las políticas públicas para la igualdad efectiva entre mujeres y hombres”.  Por tanto, el manifiesto redactado por la plataforma exige “que los deseos individuales o sentimientos no prevalezcan sobre los derechos de las mujeres”.

Crítico con ciertas perspectivas posmodernas y “multiculturales” que pueden, de facto, legitimar la misoginia y sancionar los estereotipos sexuales, el manifiesto demanda “que todo tipo de espacio público sea laico, reclamamos, por lo tanto, que sean delito aquellas prácticas que, fundamentándose en la costumbre o religión, suponen un menoscabo para la libertad e integridad física y moral de niñas y mujeres”.

No podría quedar fuera de la agenda feminista la impugnación de la división del trabajo en función de los sexos que sigue lastrando la vida de las mujeres; así, el manifiesto pide “que NO se nos adscriban en exclusiva las tareas y trabajos [de cuidados], que, a pesar de ser fundamentales, no cuentan con ningún prestigio, reconocimiento social ni económico” y reclama en este sentido “empleos, salarios y pensiones dignas; y que la ley y la justicia persigan la opresión laboral y salarial por razón de sexo, sin excepciones, como la que sufren por decreto las trabajadoras domésticas, y denunciamos la creciente privatización de los servicios públicos, que afecta especialmente a las mujeres”.

La voz de las mujeres en la esfera pública sigue siendo infravalorada, cuando no ridiculizada, huérfana de modelos a los que vincularse. La historia y la memoria socialmente compartidas siguen invisibilizando los referentes femeninos, clave para comprendernos como colectivo histórico en una cadena de luchas y vindicaciones; por esa razón, la plataforma exige “al Gobierno y al Estado políticas que aseguren el conocimiento y reconocimiento de las aportaciones que las mujeres y el Movimiento Feminista han hecho a lo largo de la historia en todos los ámbitos”.

La plataforma se opone al (neo)lenguaje del patriarcado/neoliberal que borra a las mujeres; aunque la lengua no puede modificar una realidad objetiva de poder entre varones y mujeres, sí contribuye a velar la realidad, a dificultar su conceptualización y por tanto la toma de conciencia de la posición de subalternidad del colectivo femenino como sujeto político; por tanto solicita “que no sean utilizados términos como “progenitor gestante”, “persona menstruante”, “vaginoportantes”, “cis-mujeres”, “mujeres no trans”, “maternidad subrogada”, “trabajadoras sexuales”…”

La plataforma reclama, así mismo, que no se señale y persiga como delito la libre expresión del pensamiento crítico y llama la atención sobre la posición atenta del feminismo frente a los programas de los partidos políticos con respecto a los retos de la agenda feminista, advirtiendo “no volveremos a votar a ningún partido que no luche por estos principios”.

El manifiesto puede apoyarse/firmarse (de forma individual o colectiva) en este enlace.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.