El aborto ya es realidad en México

Que el aborto es una realidad en todo el mundo es un hecho incontestable, otra cosa es que la práctica de interrupción del embarazo sea legal y segura. Durante siglos y siglos, las mujeres o parte de ellas, han construido una red de solidaridad y apoyo, jugándose el tipo para realizar estás prácticas. El hecho de no poder decidir sobre tu cuerpo ni sobre tu calendario de reproducción ha causado innumerables sufrimiento a las mujeres.

Tenemos que tener en cuenta varios factores, como por ejemplo la salud de la madre. En la antigüedad y hasta hace no mucho las mujeres se han contemplado por parte del patriarcado solo como objetos sexuales o úteros con piernas. El alto número de descendencia, ante la imposibilidad de interrumpir la gestación, ha traído consecuencias en su salud física y mental. Además a esto hay que sumarle los abortos ilegales, única salida para las mujeres sin recursos. No tenemos más que recordar cuándo las muchas católicas y muy católicas de familias ricas se pillaban un vuelo a Londres, mientras juzgaban y estigmatizaban al resto de mujeres. Por el otro lado, la mujer pobre solo tenía la salida del aborto clandestino. Esta práctica aumentaba los riesgos.

Dicho todo esto, tenemos que matizar que no en todo México la interrupción del aborto estaba penalizada. El país latino tiene una configuración política por estados que gozan de cierta soberanía en sus decisiones. Así, por ejemplo los supuestos varían dependiendo de donde vivas; en algunos se contempla el aborto libre y en otros solo en caso de violación. Varias reformas, con el movimiento feminista en vanguardia, han intentado primero despenalizarlo y segundo ampliarlo. Estos actos, cabe recordar contaron ( como siempre) con la oposición de la derecha política y la Iglesia Católica. Tanto fue de esta forma, que lograron paralizar varias propuestas, como por ejemplo en el caso de la reforma de Chiapas que lo contemplaba para supuestos socioeconómicos.

Despacio, pero sin pausa, el movimiento feminista mexicano ha ido luchando contra estas ideologías retrógradas. La última victoria se ha dado en la Corte Suprema.

El alto tribunal, con fecha a 7 de septiembre de este mismo año, ha anulado el artículo 196 del Código Penal del Estado de Coahuila, despenalizando la práctica del aborto, declarando su prohibición anticonstitucional. Este hecho sienta los precedentes jurídicos necesarios para permitir a las mujeres mexicanas ejercer sus derechos en todo el país.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.