El despertar fallido de QAnon

En los últimos años, las teorías de la conspiración, la pseudociencia y las fake news han ido copando el terreno de la racionalidad y de la política como herramienta útil del pueblo.

No hay día que no nos despertemos con alguna teoría descabellada que embarre hasta los cimientos más profundos de la democracia.

Todo esto sumado a una excéntrica presidencia y a los caldos de cultivo de una crisis económica con altos datos de desigualdad da como resultado el terreno mejor abonado para la ocasión.

Un terreno en el que estás teorías se desenvuelven con cierta holgura. Y aquí es dónde surge la última teoría de moda en la ultraderecha, QAnon. Durante el año 2017, aparece una publicación en un foro con la letra Q. Este decía que era un alto cargo de la administración con acceso a información privilegiada.

En dicho post argumentaba que existía una trama de globalistas, comunistas y satánicos en conexión con el Partido Demócrata. Esta falsa trama relataba una red de explotación de menores y rituales con la sangre…

Como cualquier secta funcionan de forma piramidal, en la que existe un líder, sabedor de la verdad absoluta. Los seguidores buscaban mensajes encriptados en la red y los interpretaban. Aquí es donde se engendran dos argumentos replicados una y otra vez por los partidarios de esta loca teoría: la tormenta perfecta y el nuevo amanecer.

En sus primeros años tuvieron un fallido intento de amanecer, detención sistemática de todo el que no sea amigo o aliado. Los fieles creían que se iba a producir la detención pública de Hillary Clinton. Con respecto a la tormenta se refiere a una especie de Golpe de Estado y Ley marcial.

En la actualidad estas personas han vivido otro amanecer fallido, creían fervorosamente que en el acto de juramento detendrían a Joe Biden y a los líderes demócratas o republicanos contrarios. Viendo que esto no paso, muchos de desengancharon y pidieron que no contaran más mentiras. Algunos de estos mensajes fueron publicados.

Estas creencias han hecho un proceso de simbiosis con los movimientos de neonazis y la ultraderecha, dando como resultado milicias armadas, algunas encargadas del asalto al Capitolio.

Pero, no nos creamos que fuera Trump de la casa Blanca y fallido ese amanecer van a desaparecer. Algunos de sus más famosos creyentes tienen ya cargo político en el Congreso. Incluso sus teorías se vuelven a retroalimentar, argumentando que Trump solo ha podido deshacer el llamado pantano menor.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.