Las fases de la «desescalada» hasta junio

0

El presidente del Gobierno ha anunciado esta tarde las líneas generales del proyecto de «desescalada» con el que se saldrá de manera gradual del estado de confinamiento. La intención es que se complete en unas ocho semanas, de modo que concluya a finales de junio.

En rueda de prensa -bastante extensa como nos han acostumbrado durante el estado de alarma-, Pedro Sánchez ha querido poner énfasis en dos ideas principales y para ello ha hecho uso de dos expresiones muy significativas. Por un lado la intención de «poner España en marcha«, esto es, se considera en cierta forma controlada la epidemia y se entiende que es momento de ir reanudando actividades económicas, y por otro la advertencia de una «nueva normalidad» o situación en la que los ciudadanos quedaremos, en especial los trabajadores, tras la experiencia vivida.

Este proceso de desescalada vendrá determinado por el cumplimiento de una serie de fases (cuatro en total, desde la 0 a la 3) en grado de flexibilidad ascendente hasta llegar a la mencionada «nueva normalidad». Es decir, al contrario que en otros países europeos, no hay fechas concretas sino que el paso de una a otra fase será marcado por la realización de unos ciertos requisitos, que serán definidos por los expertos sanitarios. Las fases no serán aplicadas de manera homogénea sino asimétrica en el territorio español, serán permitidas en las diferentes provincias o comunidades a medida que vayan cumpliendo esas exigencias.

  • En la fase 0 o actual tenemos las medidas ya conocidas: paseos para menores de 14, posibilidad de paseo y deporte a partir del día 2, con las que se pretende un primer alivio en el confinamiento. Además, en territorios como ciertas islas de Baleares o Canarias, menos afectadas actualmente, se permitirá la apertura de negocios con cita previa y de restaurantes. Los deportistas profesionales podrán empezar a entrenar.
  • Durante la fase 1, es decir en las provincias que cumplan los requisitos sanitarios, se permitirá la apertura de los pequeños comercios (no en centros comerciales para evitar aglomeraciones), respetando las medidas habituales de distancia. Bares y restaurantes podrán abrir también pero limitando el aforo de terrazas al 40% y sólo en exteriores. Los mayores de 65, como población más expuesta, tendrán un horario específico para disfrutar de esas terrazas. También se permitirán velatorios manteniendo como es lógico las medidas habituales.
  • En la fase 2, en las provincias que vayan avanzando en los requisitos exigidos pos los expertos, los bares y restaurantes podrán tener clientes en espacios interiores pero sin pasar de un tercio del aforo. Los mismos condicionantes tendrán los locales de espectáculos, cines y teatros, si no superan las 50 personas o 400 sentadas en exteriores. Asimismo ocurrirá con los lugares de culto.
  • La fase 3 supone el inicio de la flexibilización del movimiento entre provincias que alcancen el último nivel y la ampliación del aforo de comercios, obviamente sin relajación en las conocidas medidas de distancia e higiene. El propósito de esta fase final es el de regular la reactivación del turismo, impelidos por la necesidad de una economía dependiente de este sector.

Los requisitos de los expertos pasarán por la observación del estado de los servicios de atención médica, los indicadores del estado de la epidemia, la presencia de medidas de seguridad en los espacios comunes y la capacidad, que Sánchez valora con optimismo, de detectar los nuevos contagios.

Por su parte, los colegios no volverán a abrir este curso, de manera que no habrá clases presenciales, y solo abrirán los centros educativos para clases de refuerzo y para alumnos menores de seis años cuyos padres estén trabajando en provincias a partir de la segunda fase.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.