Estados Unidos sacrificará la vida de miles de personas para no perjudicar la economía de los multimillonarios

0

Alberto Gómez

Finalmente, el presidente estadounidense, y tras multitud de presiones procedentes de algunas de las mayores fortunas del país, se ha decidido dar marcha atrás en las restricciones impuestas por el estado de emergencia al considerar que es mejor que mueran todos los que tengan que morir antes que paralizar la economía nacional, afirmando que las fechas en torno a mediados de abril sería un momento «maravilloso» para hacerlo, contraviniendo las opiniones de sus consejeros científicos.

El pasado domingo, Lloyd Blankfein, presidente del banco Goldman Sachs hasta 2018 y cuya fortuna alcanza los 1.500 millones de dólares, declaró en Twitter que: «Las medidas extremas para rebajar la curva del virus son adecuadas durante un tiempo para reducir la carga sobre la infraestructura sanitaria. Pero destruir la economía, los empleos y la moral es también un asunto sanitario y afecta a muchas más cosas. Dejemos dentro de unas pocas semanas que aquellos con bajo riesgo de contraer la enfermedad vuelvan a trabajar».

Dick Kovacevich, que fue presidente del banco Wells Fargo hasta 2009, también ha pedido que a finales de abril los trabajadores de menos de 55 años con buen estado de salud puedan regresar a sus empleos: «podemos traer gradualmente de vuelta a esas personas y ver qué sucede. Algunos enfermarán, algunos incluso puede que mueran, no lo sé».

Mientras, en nuestro país, el Círculo de Empresarios ha declarado que “el confinamiento total no es un medida proporcionada en la actual situación de crisis sanitaria y de colapso económico, y puede ser contraproducente desde esas dos perspectivas”. Al igual que sus homólogos norteamericanos, los empresarios españoles no solo rechazan un parón total sino que animan a las empresas que puedan a seguir produciendo y piden agilidad a la Administración para favorecerlo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here