Utopía, la serie que nos quitaron…

1

En esta semana que debería hablar de los Óscar, los recientes acontecimientos han deformado este pequeño espacio de opinión, porque si bien, debo comentar lo más sonado, siempre hay tiempo para hacer una review la semana que viene. Y es que, aunque aún no se haya desatado el “estado de pandemia”, como anteriormente se hizo (gripe aviar, ébola…), las alarmas de muchos y los miedos de otros, ya están a flor de piel. Así que, como normalmente la realidad supera la ficción, pero a veces la ficción comienza a tornarse en realidad (o eso parece) para asombro y terror de muchos, esta semana toca revisar la serie británica Utopía.

Es una serie del denominado thriller distópico, cargada de humor negro, escrita, creada y producida por Dennis Kelly (Black sea, The pulling) y dirigía por Marc Munden (National Treasure, The Mark of Cain), para Kudos Film and Television y emitida en Channel 4, en enero de 2013 y cancelada en agosto de 2014. Sí, cancelada, pero ahora entraremos con eso. Dos temporadas de seis capítulos cada, con una posible vuelta a modo de película que finalmente han tenido que desestimar, para desgracia de muchos fans.

La serie básicamente trata de un descubrimiento de un cómic manuscrito que va definiendo la vida de los cinco frikis que lo encuentran, llamado “The Utopia Experiments” y escrito por un maníaco psicótico y buscado por una organización oscura que parece tener funestas intenciones, con una epidemia de carácter global. Hasta ahí, nada realmente sorprendente, conspiraciones, asesinatos, mucho humor negro… pero a medida que avanza te va enganchando de una forma soberbia.

Lo primero a destacar sería su fotografía, muy colorista con la técnica de usar una paleta de Technicolor, con el colorista Aidan Farrel, haciendo verdadera magia. La técnica consiste en emular los procesos de creación de a novela gráfica de los 50 resaltando los colores opuestos, el cian, magenta y sobre todo (en este caso) el amarillo. Esto da a la serie una plasticidad muy conseguida, que conecta con el lado artístico que lleva el subconsciente de todos (o casi todos).

Los actores están muy bien también, destacando Nathan Stewart-Jarrett, actor londinense que conocemos por series como Misfits, muy prolífico en el teatro de su ciudad, cuyo personaje tiene un arco muy conmovedor. El incombustible actor norirlandés Stephen Rea (Michael Collins, V de Vendetta), que tiene esa marca inconfundible del actor británico de a vieja escuela, con un aporte de peso a la serie. Fiona O’Shaughnessy (Goldfish Memory , The Halo Effect y The Stronger), actriz irlandesa, con un personaje muy curioso del que no quiero hacer ningún tipo de spoiler. Pero el actor que destaca realmente, tanto por su interpretación como por lo bien escrito que está el personaje es Neil Maskell, un actor, escritor y director inglés poco conocido en nuestro país, que aparece en películas británicas de crimen y terror como The Football Factory y Kill List. Está sencillamente colosal, haciendo que te lleves el leitmotiv de la serie desde su primera aparición.

Lo mejor, la serie tiene todos los alicientes para el público en general, aunque yo destacaría su humor negro y los giros de guion en las tramas.

Lo peor, a parte de su cancelación, es que a veces hay cambios de ritmo abruptos y si bien esto es una referencia a la novela gráfica, puede apartar a la audiencia más ansiosa.

Pero vamos al meollo del asunto. ¿Por qué cancelaron esta serie si estaba siendo alabada por la crítica y no andaba mal de público? Mucho aficionado a la teoría de la conspiración, apunta directamente a que se canceló cuando ocurrió la pasada crisis con la epidemia del ébola que se dio en 2014, afectando a 28.000 personas en diversos países (incluida España y Reino Unido, aunque sin bajas) y matando a más de 11.000. Parecía que era demasiada casualidad que una serie que pone una pandemia en la palestra, sea cancelada justo en el momento que la crisis estaba en el momento álgido.

Me encantaría decir que esa fue la razón, pero la serie ya tuvo mucha controversia en UK, el Ofcom (un consejo regulador de los contenidos mediáticos británico), recibió 44 quejas sobre violencia, lenguaje ofensivo y actores infantiles en escenas de contenido para adultos (de violencia). De estas quejas, 37 se relacionaron con una donde se produce un tiroteo en una escuela secundaria. Se emitió un mes después del tiroteo en la escuela primaria Sandy Hook en Connecticut , EE. UU. Esto, mezclado con que en la segunda temporada se mezclaran hechos verídicos, molestó al canal, que decidió cancelarla por “dar hueco a otras producciones en su parrilla”. Y es que nuestra imaginación se va por los Cerros de Úbeda y en realidad fue, porque los de la Gran Bretaña son tan puritanos como ex colonizados norteamericanos, si no más. Pero estoy seguro de que la crisis sanitaria dio el empujón que necesitaban para cancelar la serie.

No dejéis de ver la serie porque es fantástica y el hecho de que se quede coja no le quita valor, se lo aporta, pues se ha convertido en serie de culto.

Una pequeña reflexión a modo de final, sería que da pena que estas cosas pasen. Pero no diré eso, diré que estas cosas nos enseñan como es el miedo. El miedo que tiene el estado de que “la cosa se descontrole”. Y en este caso me parece razonable, porque en este tipo de circunstancias, lo que menos hace falta es un grupo de gente que se ponga liarla parda. Pero fijaos que sencillo es cortar lo que no interesa. Y si el status quo teme algo, es a que se desgarre su reinado. Estoy convencido, de que su arma letal es la misma dirigida hacia nosotros, miedo, para combatir su miedo. Miedo al extranjero, portador de enfermedad, violador, que viene a quitarte el trabajo. Miedo al cambio, a lo nuevo, aunque esté demostrado que lo viejo no funciones, más vale malo conocido… Miedo a la esperanza que muchos podamos sentir… Así que cuidaos esos miedos, comprendedlos, desterradlos si los veis innecesarios, porque si no los cuidáis vosotros, ya vendrá algún interesado a imponerlo y dirigirlo.

1 Comentario

  1. Es una de mis series preferidas y me pareció buena la reseña o crítica excepto por los motivos a los que te refieres con respecto a la cancelación.
    Si hay algo que caracteriza a RU es el humor ácido. Reina, primer ministro, deportistas, figuras religiosas, etc. Nadie está a salvo del humor negro.
    Dices que el ente regulador recibió 44 quejas? Y? Cuántas reciben otras películas, series, etc. 44 es mucho? Poco? Con respecto a qué?

    El motivo de la cancelación de esta serie tampoco, como bien dices, tiene que ver con el ébola (virus que no causó ninguna víctima fatal Europa ni en América….) Y si, 11,000 muertes a nivel mundial…mientras que la gripe mata a cientos de miles anualmente. En fin….

    Solo se trata de dinero y beneficios esperados. Si a ti te proponen tener una tienda o hacer una película y los números no salen, pues no sigues adelante. La producción de la serie pidió a la cadena, ahora no recuerdo cuantos millones, una cifra que superaba las expectativas de ingresos vinculadas a la cantidad de espectadores. Si, lo siento. La realidad es menos romántica.

    Me gustó la descripción que haces con respecto a los colores.

    Saludos!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.