Reto a Twitter a una semana sin alimentar al troll

0

De un tiempo a esta parte observo, con estupefacción, la lucha de algunas personas inteligentes por combatir las ideas aberrantes con lógica, una actitud que, desde mi punto de vista, no tiene ninguna razón de ser salvo alimentar al troll.

Todos nos hemos dado cuenta de que determinados escritores, periodistas, presentadores, cantantes y un partido político en concreto, ganan visibilidad gracias a soltar chorradas, la más manida, por el momento, contra el feminismo, porque consideran que es fácil cabrear a las feministas, porque para ellos se trata de tontitas y aliados que enseguida se encienden y protestan llevándoles a lo más alto de los TT en Twitter u otras redes, haciéndoles así de publicistas, pero no son el único sector contra el que se carga porque es publicidad fácil y rápida, también tenemos ideas xenófobas, homófobas, odios regionales, desprecios hacia otras corrientes políticas… Un pastel de estupidez y violencia bien grande para poder repartir porciones en todo el país.

Creo que es hora de dejar de alimentar al troll, de intentar combatir con cabeza a los que no la tienen. Cada vez que os encontréis con un individuo o individua cargando contra colectivos desfavorecidos, sean niños, mujeres maltratadas, homosexuales o simplemente contra ideas políticas diferentes a las suyas, dando voz a noticias claramente falsas o que os insulten u os menosprecien de forma gratuita, deberíamos responder con el silencio y condenar al ostracismo su actitud, dejar claro que no nos impresionan sus pataletas, y debemos hacerlo con algo que no entiendan ni sepan combatir, con educación, sin estridencias ni insultos, porque eso sería caer en su trampa y tenemos que salir de ese bucle.

Es hora de olvidarnos de los que se escudan en que “defienden” ciertos valores y en realidad no defienden nada, en realidad solo atacan a los demás, y es hora de dejar de pensar que merecen respuesta, de darles voz, de prestarles atención, de perder el tiempo que tenemos en exigir mejoras en luchar contra fantasmas que no existen.

Cada vez que leamos que alguien ha inventado la cura contra la homosexualidad, que las mujeres denuncian en masa falsamente a los hombres por venganza, que los niños de otros países vienen a matar ancianas, que los rojos nos van a quitar las casas… Debemos tratar el comentario como la foto del ovni en blanco y negro, la cacofonía del fantasma de un antiguo caserón o un cuento de hadas, dentro del folclore y darle exactamente la misma importancia.

Hagamos desaparecer al troll, la falta de ideas y el abuso no pueden ser aceptados como debate, dejémoslo de una vez claro.

Por eso os propongo un reto de silencio contra el abuso, la estupidez y el odio de una semana, como respuesta a cualquier agresión en las redes, porque sin nuestras respuestas no tienen ideas, ni voz y el troll se muere.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here